Sevilla y Espanyol como Celta y Nàstic hace 68 años


El Celta de la temporada anterior a este partido. Uno de los mejores de la historia
Sevilla y Espanyol empezaron la temporada con un partido en el que los ataques se impusieron a las defensas. Jorge Sampaoli y Quique Flores estarán contentos con el rendimiento de sus hombres ofensivos, pero probablemente sufrieron al ver un marcador de otra época con demasiados goles encajados. El 6-4 es un resultado de otra época, nunca mejor dicho, ya que así lo confirman las estadísticas. 

Ayer recordaba MisterChip, uno de los grandes estadísticos del fútbol español, que no se producía un 6-4 desde 1956 (Barcelona - Hércules), y la última vez que se había visto en la primera jornada de la Liga fue en Balaídos, en un Celta - Nàstic en 1948. 

Ampliando los datos, el encuentro fue el 12 de septiembre de 1948. Ganó el Celta, en un partido arbitrado por Echave Michelena. Se sentaban en los banquillos Ricardo Zamora, el gran guardameta, por parte del Celta, y en el Nàstic, Nogués, histórico jugador-entrenador del Barcelona que ganó la Liga en 1942. 

El Celta alineó aquel histórico día a Marzá, Gaitos, Cabiño, Mesa, Lolín, Aretio, Juanín, Hermida, Yayo, Vázquez y Retamar. El partido fue vibrante de principio a fin. Se adelantó el Nàstic en el 12, con un gol de Bravo. 5 minutos después establecía la igualada Juanín. El propio Bravo puso el 1-2 en el 28. A 4 minutos del final Aretio volvía a poner las tablas en el marcador, llegándose al descanso con un 2-2. 

Lo mejor estaba reservado para la segunda mitad. Aretio puso el 3-2 en el 48, y 2 minutos después empataba Martín en el 50. El Celta tomó ventaja con tres goles de Retamar, Juanín, y Vázquez (el abuelo del televisivo Jesús Vázquez). El 6-4 definitivo lo ponía Gallardo a 2 minutos del final. Un día histórico, que no se repetiría, siendo la primera jornada, hasta ayer por la noche. Han pasado casi 68 años. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada