El técnico del Anderlecht vuelve a poner en duda el compromiso de Praet


Foto: Virgine Lefour/Getty Images
A pesar de que inicialmente el motivo por  el que Dennis Praet no jugó el partido de Liga ayer fue por falta de ritmo, la prensa belga recoge publica este lunes unas declaraciones de su técnico, René Weiler, que si el viernes era optimista con respecto a la continuidad de Dennis Praet, parece que vuelve a ser escéptico: “El sábado me dijo que tenía un dolor en la ingle. Se ha golpeado o está magullado, pero eso debe hablarlo con los médicos”, indicó el entrenador del conjunto bruselense. 

Finalmente el futbolista pretendido por Celta, Sevilla y Sampdoria no entró en la convocatoria, y las declaraciones de su entrenador vuelven a disparar todo tipo de especulaciones. Su salida de Bruselas se dio por hecha durante casi todo el verano, simplemente pendiente de confirmar a qué equipo se iba, pero la inflexibilidad del Anderlecht con respecto a su precio parecían presagiar que seguiría un año más en el Constant Vanden Stock. 

Recordemos que este fin de semana hubo dos informaciones en Vigo totalmente contradictorias. Faro de Vigo, normalmente bien informado y con conexión directa con el Celta, aseguraba que Praet era una opción secundaria, y que la secretaría técnica celeste barajaba otras opciones, sin mencionar nombre alguno. Por su parte, el diario Marca, por medio del periodista vigués Antonio Estévez, informaba de la inminente llegada del jugador belga a Vigo. 

¿Cuál de las dos informaciones era la correcta? ¿Se trataba la información de Faro de una filtración interesada para intentar abaratar de algún modo la operación? ¿Eran ciertas estas informaciones y el Celta baraja otras alternativas prioritarias?. Son muchas preguntas que seguramente se resolverán con el tiempo. Esta semana debe ser clave. Berizzo comentó hace poco más de una semana que a la vuelta de la concentración en Italia debería tener todo el equipo cerrado. Veremos qué pasa en los próximos días. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada