El mercado de fichajes más difícil de la última década


Foto: Ricardo Grobas/Faro de Vigo
Parece que este año le está costando más que nunca al Celta cerrar su plantilla. A diferencia de otras temporadas donde los fichajes caían de forma milimétricamente planeada, este año ya se han encontrado con varios jugadores que no han aceptado la oferta después de filtrarse el interés a los medios de comunicación. 

Lejos de culpabilizar a Felipe Miñambres por ello, es bueno comparar las situaciones de años anteriores y las de este. En primer lugar, el mercado aún no está cerrado, pero es cierto que otros años la plantilla ya solía estar cerrada a estas alturas del verano. Eso sí, en aquel momento no había que construir un equipo para participar en tres competiciones, ni tampoco había un equipo tan asentado como el que ahora tiene el Celta. 

El hecho de contar con una cantidad superior de dinero, lejos de beneficiar puede incluso llegar a perjudicar en las negociaciones, ya muchos clubes pueden aprovechar esta información para pedir una cantidad superior de dinero, e intentar vender a su jugador por un precio muy supeior al real.  Además, la calidad de los jugadores que se buscan es superior, por eso, conforme vamos subiendo niveles, hay menos. En este mercado piramidal, cuánto más alto sea el objetivo, menos candidatos encontraremos. 

La escasez en la oferta provoca una tendencia inflacionista en los precios, produciéndose un salto importante entre jugadores fichados para salvar la categoría, y aquellos que deben dar un salto de calidad en tres competiciones. Las situaciones del mercado tampoco son las mismas. Si hoy el Celta quisiese a Krohn-Dehli, en idénticas circunstancias para el jugador que cuando llegó en 2012, no lograría hacerse con él por poco más de 1 millón de euros, sino que los daneses se descolgarían con una cantidad muy superior. 

Además, los rivales que pujan por los jugadores no son los mismos. Años atrás, los rivales por los fichajes no solían ser los que se encuentra el Celta este año. Rivales normalmente con más dinero, que también provocan una subida del precio -y del salario del jugador- que interesa. Dicho de otra manera. Es más fácil fichar con objetivos más modestos, pero en estas latitudes sube notablemente la dificultad. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada