El Celta abrirá Tribuna Baja contra el Leganes


ElDesmarque
El Celta se encuentra ahora mismo enfrascado en medio de una guerra entre Concello y oposición acerca de la reforma de Balaídos, que finalmente no cumplirá los plazos previstos y hará que el Celta juegue su primera partido en casa con la grada sin concluir.

La principal noticia del día la leíamos en el Faro de Vigo, la intención del club y Concello es estrenar la nueva grada de Tribuna Baja frente al Leganés y así solo tener el inconveniente de recolocar a los socios de Tribuna Alta (la antigua Tribuna) en ese partido. Sería una solución de urgencia y aun sin la estructura colocada salvaría una situación complicado para club y ayuntamiento.

En ese partido ya se contarían con las nueva butacas y los baños operativos para los socios de esa grada. Como ya se había anunciado en su momento, para el siguiente partido en casa frente al Atlético se podría utilizar toda la grada ya que la estructura estaría montada, pero que recen los socios para que no llueva porque aun con la malla de sujeción colocada la cubierto aun no estaría en su sitio.

El PP exigirá una hoja de ruta a Caballero


Pero la guerra política en torno a la reforma continua, leíamos hoy a nuestros compañero de Vigoe que Manuel Fidalgo, concejal popular del ayuntamiento exigirá una hoja de ruta al alcalde que aclaré los nuevos plazos y concrete las actuaciones en el resto de gradas "Está claro que aquella hoja de ruta inicial, con aquellas fotos de campaña en las que hablaba de que Tribuna estaría ya lista y de que tendríamos un nuevo Balaídos en 2017, ha quedado ridiculizada por la realidad. Por ello exigimos respeto y concreción”

En la moción, que se presentará el próximo martes dice Fidalgo que "buscamos facilitarle el trabajo a Caballero permitiéndole que explique todas estas cosas. Aunque nos tememos que se va a escapar del pleno cuando le toque hablar, como ya nos tiene acostumbrados”

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada