Cumbre secreta entre Celta y Concello para desatascar la remodelación de Balaídos


Foto: Xoan Carlos Gil/La Voz de Galicia
Las obras de Balaídos están siendo objeto de preocupación este verano. Las críticas de la oposición del consistorio vigués, y el mutismo público guardado por el club preocupan a la afición. Informa este viernes La Voz de Galicia en una noticia firmada por Juanma Fuentes, que se ha producido una reunión secreta entre el gobierno municipal y el Celta en la mañana del miércoles, con el fin de encontrar una solución. 

Los principales temas que se abordaron fueron el incremento de tiempo y de costes que ha supuesto la falta de previsión de las columnas. Al desmontar la antigua cubierta se descubrió que las columnas no soportarían el peso de la nueva estructura, por lo que no se puede instalar sin más. Esto supone un proceso de refuerzo que hará que la obra se prolongue en el tiempo, y también un aumento sobre el presupuesto inicial. 

Ante tal problema, el Presidente del club, Carlos Mouriño, no viajó a Uruguay para mantener dicha reunión con Abel Caballero, acompañado de varios directivos del club. La segunda parte de la reunión tendrá lugar entre el Concello y Copasa, la empresa concesionaria, que pide un 30% más sobre el coste inicial de las obras, lo que supone un incremento de 1,5 millones de euros. 

Roces entre Celta y Concello

La relación entre ambas entidades se ha enfriado bastante este verano, y ha tenido su punto culminante con el anuncio del Celta de la suspensión del Memorial Quinocho al no estar terminadas las obras. No se hizo esperar la respuesta de Caballero, que aseguró en Faro de Vigo que se podría disputar igualmente ya que el número de espectadores que acuden habitualmente caben perfectamente en las otras tres gradas. 

Si nos atenemos a los números es totalmente correcto, ya que el año pasado no llegó a 10.000 el número de espectadores, pero el Celta tiene que preparar dicho torneo contando con que los 23.000 socios que actualmente tiene se puedan presentar en el estadio. Algo, por otra parte, que no se tenía en cuenta en la época de Segunda División, cuando solo se abría la grada de Tribuna para este trofeo y para el Ciudad de Vigo, si bien es cierto que entonces todas las gradas estaban preparadas para acoger público. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada