Berizzo les da caña para empezar la Liga como motos


Foto: Celta
Los primeros días están siendo especialmente duros en la vuelta al trabajo de los jugadores del Celta. El preparador argentino no ha tenido piedad y ha preparado dos semanas sin un solo día de descanso, y con muchos días que incluyen dos sesiones, una matinal y otra vespertina. 

La idea es que el equipo inicie el curso con un tono físico muy elevado, algo que ya sucedió en años precedentes y que sirvió para que el equipo comenzase la temporada a un gran nivel físico, fundamental para adquirir confianza en las primeras jornadas. Además, este trabajo sirve para todo el curso, y la prueba es que el Celta terminó los dos últimos años la Liga a un gran nivel físico, lo que se traduce en puntos en la recta final del campeonato. 

Y eso que el pasado curso, la estrechez de la plantilla, y la participación en la Copa de Rey, provocó un desgaste durante el mes de enero con el que no se contaba. El preparador físico del club, Pablo Fernández, es metódico y concienzudo, y no deja espacio para la improvisación. Su trabajo está siendo muy bueno desde su llegada a Vigo, de la mano de Berizzo. El problema en este caso es ser jugador del Celta durante las dos o tres primeras semanas de pretemporada.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada