Abel Caballero asegura que se jugará ante el Leganés con la grada de Tribuna cerrada


Foto: Faro de Vigo
Abel Caballero ha salido este domingo en Faro de Vigo para calmar al celtismo y relajar todas las informaciones vertidas sobre la remodelación del estadio. El concejal popular Miguel Fidalgo utilizó sus medios afines para hacer campaña a costa de una obra pública, tal y como hace el propio Caballero cada vez que se menciona el estadio. 

Así pues, en una obra política como es esta cualquier referencia siempre es peligrosa, pero habrá que fiarse del Alcalde cuando dice que no será necesario jugar ni en Lugo ni en Braga, a pesar de que las obras, efectivamente, no estarán finalizadas para el inicio de la Liga. La idea del Concello es que estas estén terminadas para el mes de septiembre, y se calcula que la grada estará lista para el partido ante el Atlético de Madrid. Curiosamente fue en un partido frente a los colchoneros, de la Temporada 2014-15, cuando la grada de Preferencia vivió su último partido. 

¿Y qué sucederá con el partido del Leganés?. La idea del Concello y del club es la de redistribuir a los socios por el resto de las gradas, así que los abonados de Tribuna empezarán a recibir llamadas del club para indicarles que en ese encuentro no podrán asistir a su localidad, y deberán hacerlo en otra de las tres gradas del estadio. El partido será el lunes 22 a las ocho de la tarde. 

El Alcalde comentó que “una dilación de dos o tres semanas en una obra de este calibre no es un retraso”, pero lo cierto es que si no está lista para el arranque de la Europa League sí que podría ser preocupante. Caballero replica: “Es una obra para los próximos 50 años, no para un día, una actuación de rango europeo. Los celtistas saben que otros estadios como recientemente el de San Mamés, en Bilbao, tuvieron una grada cerrada durante meses en plena competición. Y en el propio Vigo, la grada de Río estuvo clausurada un año para acondicionar el estadio para el Mundial de 1982. ¿Qué son unas pocas semanas frente a eso? Me consta que los aficionados lo comprenden perfectamente y el Celta, que pedía un nuevo estadio, también”, afirma el jerarca. 

Suspensión del Memorial Quinocho

El jerarca vigués no entiende la suspensión del Trofeo en honor a Quinocho: “Se puede celebrar perfectamente en Balaídos. Hay tres gradas libres y utilizables en el que caben muchos miles de personas. ¿O es que acaso se iba a llenar el estadio en ese partido? ¿Cuántas personas acudieron a la edición del pasado año?", se preguntó.  Le damos la respuesta, señor Caballero: 9.171 espectadores. Sin duda, caben en las gradas restantes. 

Nueva iluminación 

Otra de las quejas recibidas por las obras es la falta de iluminación. Caballero también sale al paso de esta cuestión: “El Celta empezará la Liga con exactamente la misma luz que tenía cuando acabó la temporada. Ni más ni menos. Pero una vez se concluya la grada de Tribuna, instalaremos una iluminación extraordinaria, como la del Bernabéu. ¿Cuál es el problema?", analiza el jerarca. 


Refuerzo de las columnas 

Otra de las críticas recibidas es no haber calculado bien el impacto de la nueva cubierta sobre las columnas del estadio. A pesar de que el peso es menor, es una cuestión de reparto de pesos. Las columnas antiguas estaban diseñadas para la cubierta antigua, por lo que es necesario rediseñar al alza los refuerzos de la estructura de pórticos y “modificar el sistema de transmisión de cargas de la malla espacial sobre la estructura de hormigón de los dos pórticos”. 

Faro de Vigo publica una infografía sobre la solución de refuerzo para la nueva grada de Tribuna y su cubierta. Las obras en la grada marchan ligeramente por debajo de las previsiones, pero Abel Caballero ha querido tranquilizar al celtismo por las informaciones publicadas en los últimos días, muchas de ellas basándose en informes de un concejal  de la oposición. 


0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada