Un gol para su abuelo, su hija Lola e Iker Casillas


Foto: Bulent Kilic/Getty Images
Nolito marcó ayer su primer gol en una gran competición. Lo hizo en su segundo partido, así que el dato no está nada mal. Cuando enganchó el balón y batió de forma poco ortodoxa, ya estaba pensando qué haría al celebrar el gol. Lo primero que hizo fue señalar al cielo: Su abuelo. Su padre en realidad, fue el primero en recibir su homenaje, luego su hija Lola, llamada así en honor a su abuelo, y por último, Iker Casillas. 

El meta del Porto, capitán de la selección, está ayudando mucho a Nolito en su papel de compañero veterano que echa una mano a los nuevos. No es el andaluz un futbolista joven en el sentido estricto de la palabra. Llega con 29 años, muy hecho, pero sin experiencia previa en una gran competición como la Eurocopa. Para él es un sueño, pero es real, así que necesita dosis de realidad y apoyo. Ese es el que le está dando Casillas, y por eso Nolito corrió a festejarlo con él. 

De su abuelo se ha hablado muchas veces. Lo crió junto a sus tíos, a los que considera hermanos en buena lógica, y fue quien más le ayudó para llegar a ser lo que ahora es. Casi todo lo que ha logrado en el mundo del fútbol llevaba impresa la dedicatoria a su “padre”. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada