Mostovoi: "Este Celta me recuerda al de mi época, pero claro, no están Karpin y Mostovoi"


Alexander Mostovoi ha concedido una extensa entrevista al portal Sputniknews.com, en la que analizó su carrera, teniendo muy presente su su etapa en el Celta, que centró gran parte de la misma. El jugdaor ruso, que militó en el equipo vigués entre 1996 y 2004, dice que el actual Celta le recuerda al suyo, y cree que la presencia de Berizzo es clave: 

“La gente recuerda cómo fue aquel Celta en el que jugaba yo, con Berizzo, Karpin, Makelele, Mazinho. Ahora, cuando veo a este equipo con Nolito, Iago Aspas, Orellana… se nota que Berizzo es el entrenador. Como jugador, Berizzo era un defensa duro, pero no era de esos que solo dan patadas. Le gustaba jugar al balón. Era un poco, yo le decía siempre de broma, así como Fernando Hierro, que parecía desde lejos que te iba a matar o no sé qué. Sin embargo, Hierro era un defensa de los que tocan y dan el primer pase. y Berizzo igual. Había alguna diferencia porque Berizzo era zurdo, le gustaba siempre sacar el balón jugado, de ahí el estilo del Celta de antes. Ahora, viendo estos años con el Toto, me recuerda mucho el equipo de nuestra época. Lo que pasa es que ahora… no están Karpin y Mostovoi (Ríe)”.

El ex jugador céltico reconoce que aquella fue su mejor etapa como futbolista: “Yo estuve allí ocho años, y para mí no existe un momento mejor. Me quedo con aquel periodo, aquellos tres o cuatro años en los que el equipo, aparte de jugar bien, nos llevábamos como una familia y eso se nota muchísimo. Cuando te gusta estar en el campo, cuando te gusta ir a los entrenamientos, cuando acabas el entrenamiento y te gusta estar juntos. Eso pasa en equipos de fútbol muchísimas veces, pero muchísimas otras no pasa. Y yo te puedo decir que en algún equipo en el que he jugado me he levantado por la mañana y he pensado: “no me apetece ir”, como en cualquier trabajo, el ambiente es importante”.

Pasados los años reconoce haber tenido muchas ofertas, rechazadas todas por estar cómodo en el equipo: “Tuve muchas ofertas para marcharme del Celta y todo el mundo me pregunta: ¿Y por qué no te marchaste de allí? Yo digo, porque yo allí estaba como en casa.  Tuve ofertas del Madrid, del Barcelona, de la Juventus, del Liverpool. Te llaman y te dicen tal y tal, yo al final dije: no, me quedo aquí. Ahora, claro, pasados los años lo pienso, qué hubiera pasado si… también, si hubiera tenido menos años cuando recibí aquellas ofertas, ¿Qué hubiera hecho? Porque claro, cuando tienes 22 o 23, como cuando Makelele cuando recibió aquella oferta del Madrid, es otra cosa. Pero yo tenía, 28,29,30, y pensé: Estoy bien aquí, estoy cómodo. Me quedo aquí”.

El futbolista ruso reconoce que hace muchos años que no a Vigo, y bromea sobre cómo le recibiría la gente: “No sé, me he vuelto tan gordo, que mucha gente si me viera diría: ¿Este jugador? ¡No puede ser!"

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada