Mazinho, el jugador del pase perfecto


Foto: La Voz de Galicia
Uno de los grandes futbolistas del Celta a lo largo de la historia fue Mazinho. El futbolista brasileño militó en el conjunto celeste entre 1996 y 2000, aunque en la última temporada apenas disputó ocho partidos, lastrado por una lesión que acabaría con la carrera de uno de los grandes futbolistas brasileños de la última década del pasado siglo. 

Durante sus años en Vigo coincidió con Alexander Mostovoi, que ayer recordaba la figura del centrocampista en la entrevista concedida a Sputniknews.com: “Mazinho era impresionante para mí como futbolista, porque me daba el balón, no cuando él quería, sino cuando yo quería, cuando estaba desmarcado, cuando hacía un movimiento y estaba libre. Entonces me hacía el pase. Eso es impresionante, de diez pases te da nueve cuando tú quieres. Luego hay otros que de diez te dan solo uno bueno, ¡y encima la culpa es tuya!”, apuntaba loando la figura de uno de los mejores futbolistas del Celta en sus 93 años de historia. 

Mazinho fue un producto de la escuela brasileña de su época, marcada por mediocentros con una gran capacidad para jugar al balón. Santa Cruz, Vasco da Gama, Lecce, Fiorentina, Palmeiras, Valencia, Celta y Elche fueron los equipos en los que jugó antes de retirarse tras un breve paso por el Vitória. Campeón del Mundo con Brasil en 1994, ningún seguidor del Celta se ha podido olvidar de él. Como recuerdo, su hijo Rafinha, jugó en Vigo durante la Temporada 2013-14. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada