El dilema Borja Iglesias


Foto: Ricardo Grobas/Faro de Vigo
Son varios los jugadores del filial sobre los que el Celta tendrá que tomar una decisión en las próximas fechas, si es que ya no lo ha hecho. Uno de ellos es Borja Iglesias. El santiagués completó su tercera temporada en el filial, también con muy buenas cifras goleadoras, y siendo clave en las últimas jornadas, en las que se convirtió en uno de los salvadores del equipo. 

Borja Iglesias llegó a Vigo en el verano de 2013, procedente del Villarreal, con quien había marcado 11 goles con el equipo C. Desde los primeros compases de la temporada mostró muy buenas condiciones para el gol, y terminó el curso con unas estupendas cifras -13 goles- que le encumbraron a la titularidad desde el inicio de la temporada. 

En la segunda temporada mejoró sus registros goleadores, alcanzando los 17 tantos, y ganándose la oportunidad en el primer equipo. Borja debutó en Liga con el Celta en un partido jugado en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla. El santiagués entró en los últimos minutos. Fue un partido raro, en el que el Celta jugó con uno menos desde casi el comienzco del mismo, y en el que tuvo pocas opciones de llegar a la meta contraria. 

El ariete bajó sus registros goleadores en la temporada que acaba de finalizar, pero también contó para el primer equipo, en este caso en un encuentro de Copa del Rey ante el Cádiz. Nacido el 17 de enero de 1993, por su edad, al margen de su contrato, el celta debe tomar una decisión con él. El verano pasado realizó la pretemporada en con el primer equipo, y marcó goles, pero sus oportunidades no pasaron de la Copa del Rey. 

Lo tendrá difícil para tener un hueco en el primer equipo, y el filial se le quedó pequeño. Será una decisión compleja, pero es un delantero que ha demostrado tener una estrecha relación con el gol. Ampliar su contrato y cederlo a un equipo de Segunda División sería una opción interesante, aunque tendrá que ser la secretaría técnica quien decida qué es lo mejor para el club. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada