Cardonas y Naranjos


Foto: Tasos Katopodis/Getty Images
Faro de Vigo detalla este sábado el “modus operandi” del Celta en el presente mercado de fichajes, el primero de Felipe Miñambres al frente de la dirección deportiva del Celta. El presidente céltico dio una pista hace unas semanas cuando aseguró que la prioridad era contratar un defensa central y un mediapunta. Eso no significa que el Celta no busque reforzarse en otras posiciones, sino que centrará sus esfuerzos económicas en esas posiciones específicamente. 

Para la defensa una de las opciones es la de Roncaglia, un experimentado defensor que supondrá un desembolso importante en materia de salario, aunque llegará libre al terminar su contrato con la Fiorentina, y para la mediapunta suenan jugadores como Rachid Ghezzal o el propio Cardona, que también puede ocupar esta posición. El desembolso por ambos jugadores será importante, más de 5 millones de euros en el caso del argelino, y unos 12 por el colombiano Cardona. 

En otras posiciones, el Celta apostará por futbolistas de perfil bajo, generalmente buscando inversiones de futuro. Futbolistas que haya rendido bien a un nivel inferior y que la dirección deportiva considera que pueden ser revelaciones en la máxima categoría. Así llegó José Naranjo, uno de los mejores de la pasada temporada en Segunda, y podría también llegar Álvaro Lemos, lateral derecho del Lugo, o Kevin Búa, procedente del Zürich. 

La idea por tanto es la de apostar e invertir mucho dinero en las posiciones prioritarias, y buscar mirlos blancos para reforzar otras posiciones que se consideran bien cubiertas. Todo esto al margen de las salidas que se puedan producir. Si algún futbolista sale del Celta este verano -Nolito es quien tiene más posibilidades- el refuerzo sería de garantías para no perder potencial con respecto al pasado curso.  Cardonas y Naranjos, esa será la filosofía del club este verano. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada