Berizzo visitó a su ex equipo durante sus vacaciones


Eduardo Berizzo es un hombre de costumbres y con memoria. Después de abandonar el Celta, fueron varias las visitas que realizó a Vigo, alguna de ellas a A Madroa para estudiar los métodos de trabajo del entrenador de turno, y este verano, como suele hacer desde que abandonó la entidad, también se pasó por Rancagua para visitar y saludar a sus amigos de O’Higgins, el equipo al que hizo campeón de Liga y Copa en Chile. 

Según relata el diario El Tipógrafo, Berizzo visitó las instalaciones de Monasterio Celeste junto a los directivos de su ex equipo, departió con los empleados y con los jugadores, y aseguró que su visita se produjo para “saluar a amigos que hace tiempo que no veo. Estoy contento de volver a verlos”, señaló. 

Además de la visita a Rancagua, donde es un auténtico ídolo, el técnico argentino también suele ver bastantes partidos en Rosario y Buenos Aires. El fútbol es su obsesión. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada