Las líneas maestras del proyecto del EuroCelta


Foto: Óscar Vázquez
Una vez terminada la temporada, y pendientes de lo que suceda en la final de la Copa del Rey, que determinará cuando tendrá que volver el equipo al trabajo, el club ya ha iniciado el proceso para formar plantilla para la próxima temporada. Los líneas maestras del proyecto europeo del Celta comenzarán a trazarse en los próximos días. Lo primero será, como es obvio, la contratación de un director deportivo. El que suena con más fuerza es Felipe Miñambres, veremos en qué situación queda ahora tras el descenso de su actual equipo a Segunda División. 

Su nombre no es el único, pero sí parece el rumor con más sustancia de todos los que han llegado hasta la fecha. Una vez resuelta la duda del director deportivo tocará seguir trabajando en la planificación iniciada por Berizzo y Torrecilla. El técnico argentino reveló el pasado viernes cuales son las posiciones que debe reforzar el equipo: Un portero, dos defensas y dos futbolistas ofensivos, preferentemente de banda. 

En esas posiciones es en las que va a centrar el Celta el trabajo en las próximas semanas. Además, habrá que cerrar cuanto antes la renovación de Gustavo Cabral, cuya intención es seguir en Vigo, y también la de Sergi Gómez, aunque este tiene aún un año más de contrato. 

Otra reunión importante será aquella en la que se decida el futuro de los jugadores cedidos. David Costas, Levy Madinda, Álex López o Yelko Pino esperan conocer su destino en breve. Ninguno de ellos lo tendrá fácil para regresar, pero lo intentarán si les permiten pelear por un puesto en el once. 

Otro de los asuntos pendientes es conocer la planificación de la pretemporada, algo que no se podrá cerrar hasta saber con certeza si habrá o no previa previa de la Europa League. Si el Sevilla gana la Copa, las vacaciones se acortarán, y se complicará el amistoso ante el Deportivo en Montevideo. Si gana el Barcelona la pretemporada será más tranquila y el regreso de la competición oficial se retrasará. 

Será, en todo caso, un verano apasionante, antes de una temporada enormemente ilusionante. El Celta está obligado a crecer para adaptarse a su nuevo status sin pagarlo en la Liga. Es un salto muy delicado, y que tendrá que llevar el Celta con la precisión de un cirujano. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada