El gran reto de Álex López


Álex López vivirá mañana uno de sus días más bonitos como jugador de fútbol. Jugar en Wembley es el sueño de cualquier futbolista británico, pero la grandeza del escenario convierte ese estadio en uno de los más soñados por todos los que algún día sueñan con dejar su huella en el mundo del fútbol. 

El ferrolano, que juega cedido esta temporada en el Sheffield Wednesday, disputa mañana a partir de las 18:00 la final de la promoción de ascenso ante el Hull City. Uno de los dos equipos estará el próximo año en la Premier League, y Álex López puede entrar en la historia del Wednesday, como protagonista del ascenso de 2016, lo que supondría el regreso de los “búhos” a la Premier dieciséis años después del último descenso. 

Para Álex López no será una situación nueva, ya que hace cuatro temporadas logró el ascenso con el Celta, aunque en aquella ocasión fue por la vía directa, después de fallar en el 2011 en la promoción de ascenso ante el Granada. Ahora la situación es muy diferente. 

Cuando partió hacia Inglaterra, tuvimos ocasión de charlar con él, para entregarle el Trofeo Manuel de Castro, en su edición de 2011, que teníamos pendiente tras el cambio de diseño del premio. Allí, justo antes de tomar un avión hacia las islas, en sus ojos convivía la tristeza por lo que dejaba, y la ilusión por lo que le esperaba. Se fue a Inglaterra para crecer y vivir partidos como el que tendrá mañana. Lo ha conseguido. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada