El Atlético de Madrid no se relajará


Foto: Ángel Gutiérrez
Si había alguna duda al respecto, el Atlético de Madrid no se relajará un ápice en la última jornada de liga, a pesar de no jugarse nada más que un posible segundo puesto que solo serviría para quedar por encima de su eterno rival ciudadano. Las declaraciones de los protagonistas a lo largo de esta semana van en esa línea, tal y como recordaba Saúl el pasado lunes, y además existe cierto ánimo de revancha por varios factores. 

Primero porque la derrota ante el Levante levantó ampollas. Perder la Liga en casa del colista ya descendido dolió mucho entre la plantilla rojiblanca, que no quiere despedir una muy buena temporada con malas sensaciones. Y en segundo lugar porque hay muchas cuentas pendientes con el Celta. La mala relación de sus entrenadores, y el hecho de que los vigueses son el único equipo que ha marcado tres goles a los madrileños, unido a la eliminación de Copa, llenan de motivos a los colchoneros para emplearse a fondo ante el equipo de Berizzo. 

También la afición aportará lo suyo. Las previsiones apuntan a un lleno en el último partido de Liga. A pesar de perder la Liga, entre la afición hay euforia por la clasificación para su tercera final de la Champions, así pues, exigirán a sus jugadores que lo den todo para despedir el año a lo grande. Si la situación que se va a dar el sábado se diese jugando en Balaídos, es posible que no se empleasen al cien por cien, pero ante su gente, y cerrando la temporada, el Celta debe tener en cuenta que se va a enfrentar a uno de los mejores equipos del mundo. Pero como ya demostró en la Copa: Nada es imposible. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada