Jesús Perera: "Soy un celtista más"


Foto: Miguel Riopa // Getty Images
Jesús Perera colgó las botas definitivamente, dejando el fútbol a los 36 años de edad, después de golear con varios equipos a nivel profesional desde el año 1998. Faro de Vigo publica unas declaraciones del ex jugador del Celta en las que explica los motivos de su marcha, y recuerda su paso por el equipo vigués, en el que jugó entre 2005 y 2008. 

Con respecto a la decisión de abandonar el fútbol, Perera explica que “llevaba desde enero meditándolo. Cuando el año pasado volví a Extremadura y decidí fichar por el Mérida sabía que en uno o dos temporadas lo iba a dejar. Ascendimos de categoría y otra vez te metes en el fútbol semiprofesional, viajando de un lado para otro, y te enganchas. Pero ya quiero darle más prioridad a mi hijo que al fútbol. Y la rodilla tiene un desgaste importante, a la larga podía crearme un problema de salud”, 

El extremeño tiene claro cual fue su mejor etapa en el mundo del fútbol: “Me quedo con la etapa de Vigo. Los cuatro años en el Celta son inolvidables. Es el club más importante en el que he estado y desde que me fui siempre lo he dicho, me considero un celtista más y sigo al Celta en la distancia”, recordó. 

Y eso que en Vigo, además del ascenso nada más llegar, y la clasificación para Europa, vivió un descenso y un año duro en la categoría de plata: "En la última temporada me querían dar la baja. Estuve tres meses apartado junto a Lequi y Contreras. Llega López Caro (sustituyendo a Stoichkov), me pone a jugar y termino como máximo goleador, con quince goles”. 

De Vigo recordará, sobre todo, ese “bota de oro” que le cantaba el estadio:  "Llegué a Vigo y caí en gracia en un momento en el que quizás el celtismo necesitaba alguien a quien agarrarse. Tal vez yo transmitía algo que la gente quería. Salía a calentar y todo el estadio cantaba, fue una cosa bonita”, recuerda el entrañable ex delantero céltico. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada