Tres partidos en 10 días para recolocarse


Foto: RC Celta

El Celta ha firmado el peor inicio de lo que va de siglo en Primera División. Un punto de doce posibles, que sitúan a los célticos en la cola de la tabla, y con una presión que no se esperaba por las sensaciones ofrecidas por el equipo en el tramo final de la pasada temporada. 

Si bien es cierto que el equipo ha calcado los resultados obtenidos la pasada temporada ante los rivales a los que se ha medido. Derrotas ante Atlético de Madrid y Real Madrid, y un punto ante Osasuna y Athletic, aunque con los papeles cambiados, ya que la pasada temporada perdió en El Sadar y empató ante el Athletic en Balaídos. Esta temporada arrancó un punto del campo rojillo, pero perdió ante los bilbaínos en casa. 

Pero negar que existe un problema sería engañarse. Los resultados que se han dado eran posibles, pero verse en la zona baja siempre es preocupante, y la afición celeste no es ajena al vértigo que da verse en esas posiciones. Por eso los tres próximos partidos serán claves para el futuro de los celeste. 

Tres partidos en diez días que pueden marcar el destino del equipo esta temporada. El próximo viernes llega la primera prueba, con la visita del siempre complicado Cádiz, un equipo que se le puede atragantar a un Celta sin chispa en ataque estático. Los de Coudet no tendrán los espacios que tuvieron en el Bernabéu, por lo que tienen que recuperar su inspiración ofensiva para superar a un equipo muy ordenado tácticamente. 

Entre semana tocará rendir visita al Levante, un equipo que se expone mucho más, con una apuesta muy ofensiva, pero que ha demostrado ser un equipo muy incómodo desde la llegada de Paco López a su banquillo. Por último cerrará ese periplo el lunes 27 de septiembre ante el Granada, un equipo que está decepcionando con Robert Moreno en su banquillo, quien tal vez no llegue a visitar el estadio de su exequipo. 

Después de estos tres encuentros con poco descanso cerrará el segundo tramo de la temporada ante el Elche en el Martínez Valero, antes de un nuevo parón por partidos de selecciones nacionales. Ahí tocará calibrar nuevamente las opciones de un Celta cuyas aspiraciones iniciales nada tenían que ver con lo que estamos viviendo, pero sin olvidar que esto no ha hecho más que empezar. 

0 comentarios:

Publicar un comentario