Aspas de 9, sinónimo de éxito


Foto: Ricardo Grobas/Faro de Vigo
En la anterior jornada de Liga, Antonio Mohamed resolvió la ausencia de Maxi Gómez situando a Dennis Eckert en la posición de delantero centro. La solución no resultó, ya que el Celta perdió y el voluntarioso delantero alemán no estuvo a su mejor nivel, así que para recibir al Eibar el preparador argentino optará por Iago Aspas para la posición de “9”. 

El canterano se hizo gran futbolista jugando precisamente en esta posición. Fue Paco Herrera quien empezó a colocarlo ahí, retrasando incluso la posición de Mario Bermejo. El experimento del técnico catalán no pudo dar mejores resultados, ya que el moañés anotó 23 goles en la temporada del ascenso, siendo clave para que el equipo celeste regresase a la máxima categoría tras cinco años de travesía por el desierto de la Segunda División. 

En su regreso a Vigo tras su periplo por Liverpool y Sevilla comenzó jugando como “9”, con Orellana y Nolito por las bandas, pero también jugó como extremo derecho, cuando Guidetti accedió a la titularidad, y sobre todo tras el fichaje de Maxi Gómez. El pasado curso solo jugó dos veces como delantero centro, precisamente los dos días en los que no estuvo su compañero uruguayo de ataque. 

Y ahí renació la figura del delantero centro que lleva dentro el ariete morracense, anotando dos hat-trick en sendos encuentros. El primero frente a la Unión Deportiva Las Palmas, que acabó con un contundente 2-5 para los de Unzué, y el segundo en otra goleada, en este caso ante el Sevilla de Montella, cuando el Celta ganó 4-0 con otros tres goles de Iago Aspas, todos ellos en la segunda mitad. Es evidente que no siempre va a marcar tres goles jugando en esa posición, de hecho sería muy raro que lo hiciese, pero es evidente que cuanto más cerca esté de la portería rival más sufrirá la zaga rival.  Eso, y la motivación de su reciente paternidad, harán que este partido sea muy especial para Iago Aspas. 


0 comentarios:

Publicar un comentario