Traca final para un trimente intenso al límite


Foto: José Lores
El Celta ya ve la luz al final del túnel. Los hombres de Berizzo no han descansado ni una sola semana desde las vacaciones de navidad. Todo empezó con los partidos de Copa, desde aquel choque en Mestalla ante el Valencia, el Celta ha tenido su agenda ocupada todos los miércoles o jueves de cada semana. Valencia, Real Madrid, Alavés, Shakhtar, Krasnodar, y cuando no había Copa o Europa League, había jornada de Liga intersemanal, como aquel partido ante el Espanyol. 

Para terminar este trimestre al límite, el Celta tiene tres partidos más que interesantes. El de esta tarde, contra el Villarreal, con el objetivo de no descolgarse demasiado de los puestos europeos. El próximo jueves toca viajar a Rusia para medirse al Krasnodar en el partido de vuelta de la Europa League, y como fin de fiesta, derbi en Riazor el próximo domingo, que dará paso a un descanso más que merecido que tendrán aquellos que no estén convocados con sus selecciones. 

Está siendo un trimestre muy intenso, de mucho esfuerzo físico para la plantilla, que nos ha dado alegrías, alguna decepción, y más de una sorpresa. Ha sido, en definitiva, lo que todos esperábamos cuando el Celta se marchó de vacaciones. El propio Berizzo pidió en el mes de enero tener un trimestre completo, por lo que ello significaría, y se ha cumplido su petición. Ojalá los meses que queden tras el parón sean igual de intensos y ocupados.

0 comentarios:

Publicar un comentario