Pablo Hernández evoluciona bien pero de forma lenta de su lesión


Foto: Reuters
Pablo Hernández mejora de su lesión, aunque de forma lenta. Según el parte médico emitido por el Celta este viernes, el control ecográfico revela buena evolución, aunque manteniendo edema. El futbolista sigue entrenándose al margen de sus compañeros, y está totalmente descartado para el partido de este fin de semana ante el Villarreal, y es duda para la vuelta de la Europa League. 

Rubén Blanco, por su parte, mantiene entrenamiento individual. Su recuperación está prevista para dentro de unas tres semanas, y lo más probable es que no regrese a los terrenos de juego hasta después del parón por los partidos de las selecciones internacionales. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada