Los peores días de Nolito en el Manchester City


Foto: Cliff Brunskill/Getty Images
Nolito fue uno de los fichajes del verano en la Premier League. El andaluz llegaba al Manchester City después de tres grandes campañas en el Celta, y con la vitola de ser internacional con la selección española, que tan buenos futbolistas ha dado a la competición británica. No desentonó en sus primeros partidos, siendo titular y destacando en alguna goleada. Le marcó dos goles al Stoke saliendo desde el banquillo, y en general gozaba de la confianza de Guardiola. 

Todo se empezó a torcer cuando fue expulsado ante el Bournemouth, por propinar un cabezazo a un rival. Eso le tuvo fuera del equipo durante dos partidos, y en su regreso tardó en hacerse con la titularidad. En realidad ya nada sería lo mismo. Ante el Chelsea, en uno de los partidos más importantes de la temporada, se quedó fuera de la convocatoria, y tampoco disputó ningún minuto ante el Arsenal un par de semanas después. Dos partidos muy importantes en los que el ex del Celta no participó. 

A partir de ahí, estuvo 6 partidos seguidos sin disputar un solo minutos. En cuatro de ellos ni tan siquiera se vistió de corto, y los dos ante el Burnley y el Tottenham los vio desde el banquillo. El pasado fin de semana jugó un minuto ante el Bournemouth. Demasiado poco para un futbolista que atraviesa el mejor momento de su carrera, y que no está acabando de marcar las diferencias en una competición muy difícil.  Sané, e incluso De Bruyne, le están cortando el paso en un equipo en el que la competencia es enorme, y la exigencia altísima. 

No obstante, nadie debería enterrar a Nolito todavía. El delantero andaluz ya demostró en su primera temporada en el Celta que tiene la capacidad de revivir y superar cualquier expectativa, por complicada que parezca. Lo demostró entonces, y está en condiciones de hacerlo ahora. Pero también puede emular a Aspas y regresar al equipo en el que triunfó en el mundo del fútbol por un precio económico. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada