Nunca es tarde si la dicha es buena


Foto: LFP
Comentó la semana pasada Nemanja Radoja que ya tenía ganas de marcar un gol. Lo cierto es que esta temporada, en la que está jugando un poco más adelantado, han sido varias las ocasiones en las que ha estado muy cerca de anotar ese primer tanto como jugador del Celta, que se resistía hasta esta misma tarde. 

Para marcar el primer gol con el Celta, lo mejor es hacerlo como lo ha hecho Radoja. Casi en tiempo de descuento, y dando los tres puntos a su equipo. El internacional serbio realizó una gran maniobra en área contraria tras recibir un buen pase de Hugo Mallo, amagando con la izquierda, y rematando con la derecha ante la impotencia de Pacheco, que nada pudo hacer para evitar el tanto. 

El primer gol se le presentó a Radoja en su partido número 91 con la camiseta del Celta. Nunca es tarde si la dicha es buena, dice el refrán, y esta tarde, mientras Balaídos celebraba el gol que daba tres puntos muy importantes a los de Berizzo, nadie pensó en los otros 90 partidos en los que se fue del campo sin marcar. Entre otras cosas porque ese tampoco es su trabajo. El suyo lo hace, y muy bien, como ha venido demostrando esta temporada, en la que tan solo el momento pletórico de Iago Aspas le supera en el Ranking MoiCeleste, que se elabora con las valoraciones de nuestros lectores tras cada partido. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada