Sergi Gómez celebró un gol 3 años y medio después


Foto: EFE
Sergi Gómez anotó ayer el gol de la victoria del Celta, algo poco usual para un defensa que nunca se ha caracterizado por ser un gran goleador. Su cifra récord de goles data de la temporada 2012-13, cuando anotó 2 goles con el Barcelona B. De hecho, esa fue la última temporada en la que pudo marcar. 

Fue el 18 de mayo de 2013, en el Mini Estadi de Barcelona y con el Alcorcón como rival. Desde entonces han pasado más de 3 años y medio sin que haya podido ver puerta. Con el Celta ha necesitado 76 partidos oficiales para estrenarse como goleador, unas cifras peores que las de su compañero en la zaga Gustavo Cabral, que ha marcado 4 goles en 145 partidos. 

La jugada tuvo la curiosidad de que fue elaborada por los defensas del equipo. La inició Roncaglia con un disparo al palo, y el posterior rechazo fue recogido por Cabral, que asistió perfectamente a Sergi Gómez para que el catalán empujase el balón al fondo de las mallas y pudiese celebrar un gol. Una sensación que no vivía en carne propia desde hace más de 3 años y medio. No está mal. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada