El Celta, a invertir la tendencia como visitante


Foto: Atlántico Diario
 El Celta visita este domingo el Benito Villamarín, con la intención de mejoras las cifras del equipo como visitante, que están siendo muy inferiores a las de temporadas pasadas, y que contrastan con el gran papel del equipo en Balaídos donde acumula cinco victorias consecutivas y 15 de los 20 puntos que suma tras 13 jornadas de Liga. 

Los de Berizzo, por tanto, tan solo han podido sumar 5 puntos lejos de Balaídos, concentrados en la victoria de Cornellá y los empates de El Sadar y Gran Canaria, siendo este último especialmente duro ya que el equipo vigués no pudo conservar la renta de 3 goles con la que llegó al descanso. 

Si el Celta quiere mantenerse en los puestos altos de la tabla tendrá que empezar a sumar fuera de casa, ya que se antoja complicado mantener el ritmo actual en Balaídos. En años pasados el balance de puntos logrados en casa y fuera no estaba tan desnivelado como este año, porque además el Celta es un equipo, que por su estilo de juego, puede resultar tan efectivo en casa como como lejos de Vigo. 

La teoría dice que debería resultar más sencillo sorprender a domicilio, que ganar partidos ante defensas muy cerradas. El equipo de Berizzo está superando bien el trámite de enfrentarse a equipos de la zona baja, superando barreras pobladas, pero no está teniendo la misma suerte lejos de casa. De todos modos, solo se lleva disputado poco más de un tercio de la competición, así que el Celta está a tiempo de invertir la tendencia como visitante. Si lo logra, y mantiene buenos números en casa, la temporada puede acabar muy bien. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada