La ilusión de la Copa


Foto: Javier Soriano
La Copa del Rey se estrenará mañana para el Celta. Una competición en la que alcanzó el pasado curso la semifinales, cayendo eliminado en Sevilla, muy penalizado por el partido del Sánchez Pizjuán, en el que no le salieron las cosas a los de Berizzo. El preparador argentino reconoció la ilusión que le provoca esta competición: “Desde el primer partido debemos mostrar exactamente esa ilusión por ganar, ser nosotros mismos, nuestra ambición por competir y ganar al rival que se nos ponga por delante”, subrayó el Toto. 

El técnico celeste cree que el hecho de alcanzar las semifinales el año pasado no supone una presión añadida: “si no hubiésemos llegado el año pasado a semifinales tendríamos el mismo objetivo de llegar lo más lejos posible. La clasificación del año pasado fue una ilusión, una llama, una energía que el equipo mantuvo vivo, y eso es el combustible que necesitamos desde mañana”, afirmó. 

Además, destacó que el rival de mañana, el UCAM de Murcia, también estará ilusionado por enfrentarse a un equipo de Primera: “Vamos a enfrentar a un rival motivado, que encontrará mañana la misma ilusión por hacer las cosas bien”, apuntó. 

El equipo vigués alcanzó el año pasado las semifinales, una ronda a la que no llegaba desde el año 2001, cuando llegó a jugar la final tras eliminar al Barcelona. Otras actuaciones destacadas se dieron en 2004 y en 2010, ya que en ambos años llegó a jugar los cuartos de final, aunque fue eliminado. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada