La chile de los tres célticos indignado por el trato recibido en Colombia


Foto: Mauricio Dueñas
 No lo tuvo fácil la selección chilena de Marcelo Díaz, Pablo Hernández y Orellana en Barranquilla, donde se midieron a Colombia ayer por la noche. Según ha publicado el diario argentino “Olé”, a la selección de Juan Antonio Pizzi le cortaron la luz en el vestuario durante el descanso y no pudo utilizar el aire acondicionado, algo especialmente preocupante teniendo en cuenta que la temperatura en Barranquilla era de 30 grados. 

El combinado trasandino tuvo que soportar un clima de hostilidad durante todo el partido, y también antes del encuentro. Durante el descanso no había electricidad, cortando de este modo la posibilidad de usar un ventilador o el aire acondicionado: “Es verdad, hay de todo. Es difícil jugar así, pero al menos pudimos sacar un punto”, explicaba Arturo Vidal, que dejó su sitio en el campo al céltico Pablo Hernández, ya en tiempo de descuento. 

El cuerpo técnico de la selección chilena tuvo que refrescar a sus jugadores con toallas mojadas con agua fría, en una situación que recuerda a tiempos muy pretéritos. Una experiencia bastante dura para los jugadores célticos. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada