Krohn-Dehli empieza a sonreír tras siete meses de dura recuperación


(EFE).- El centrocampista danés Michael Krohn-Dehli, lesionado de gravedad el pasado 28 de abril en la ida de las semifinales de la Liga Europa que el Sevilla disputó en Ucrania ante el Shakhtar Donetsk, volvió a sonreír siete meses después cuando este viernes se unió al trabajo de la plantilla.

El internacional danés llegó al Sevilla de Unai Emery la pasada temporada procedente del Celta y pronto demostró que tenía sitio en un equipo que estaba inmerso en grandes exigencias desde los últimos cursos.

Krohn-Dehli cumplió el pasado junio 33 años en pleno proceso de recuperación de una "fractura-arrancamiento del polo inferior de la rótula izquierda", parte que anunció el club después de verse por televisión una lesión que desde el primer momento pareció terrorífica.

El centrocampista solo estuvo once minutos sobre el terreno de juego, al que ingresó en el 59 en sustitución del extremo ucraniano Yevhen Konoplyanka, y se lesionó en un lance con el delantero argentino del equipo rival Facundo Ferreira, ante el que hizo un mal giro en la rodilla.

Krohn-Dehli, con evidentes gestos de dolor, fue retirado en camilla en el minuto 72 y sustituido por el lateral derecho Jorge Andújar 'Coke' después de que reapareciera el domingo anterior en el derbi disputado en el Sánchez Pizjuán ante el Real Betis y tras perderse varios partidos por unas molestias en el tendón rotuliano.

El futbolista, tras su lesión, fue trasladado a un centro hospitalario ucraniano para inmovilizarle la zona dañada y así trasladarse a Sevilla con el resto de la expedición española para ser operado al día siguiente en una clínica de la capital andaluza, a la que fue trasladado en ambulancia desde el propio aeropuerto San Pablo.

Tras la intervención quirúrgica, el Sevilla informó de que el danés estaría de baja entre siete y ocho meses en función de su evolución, por lo que los plazos se cumplen ya que en estos días suma ya siete meses desde el percance.

Desde entonces Krohn-Dehli se ha esforzado en recuperarse lo antes y mejor posible y demostrar que, pese a sus 33 años, aún tiene fuerzas e ilusión en enseñar los recursos futbolísticos por los que la selección danesa y fijó en él y también el Celta y después el Sevilla.

Sin plazos aún para que pueda entrar en una convocatoria de su actual entrenador, el argentino Jorge Sampaoli, 2017 y la segunda parte de esta temporada pueden darle otra vez la felicidad al danés. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada