El renacido


Foto: EFE
Sucede a veces, que más allá del resultado, un partido de fútbol nos deja excelentes noticias que van mucho más allá de una mera victoria. Con independencia del juego del rival o de la entidad del rival, el triunfo ante el Granada nos dejó la gran noticia del estreno goleador de Bongonda, un futbolista al que le estaba costando la finalización de las jugadas, y el primer tanto del canterano Pape, además de la confirmación del gran momento de forma de Iago Aspas. 

Pero además de todo esto, que ya sería bueno sin necesidad de añadidos, tenemos que quedarnos con el buen partido de Andreu Fontàs, especialmente porque el de Banyoles ha pasado un infierno a varios niveles que hacía parecer este momento mucho más lejano. 

Fontàs sufrió una de las peores lesiones que puede padecer un futbolista. El tendón de Aquiles, como bien está comprobando Beauvue, obliga a un proceso de recuperación largo y tortuoso, con una gran capacidad para minar la moral del más optimista. Fontàs se perdió casi toda la temporada pasada. Volvió en verano, pero tuvo que abandonar la concentración del equipo por motivos personales, y la situación no mejoró. 

Sus primeros partidos desde la lesión fueron realmente complicados para el catalán, que estaba muy lejos de estar en forma, de tener el ritmo de competición suficiente para competir por un puesto. Pero a base de entrenamientos, y de ir entrando poco a poco en el equipo, ha sabido lograr un estado de forma óptimo. Le debe mucho a su trabajo, y también a la paciencia de Berizzo, que ha sabido incorporarlo al equipo sin hacer mucho ruido. 

Ayer fue titular, y si rinde como lo hizo ante el Granada podría ser titular en cualquier partido. Hasta la fecha se ha quedado fuera del equipo en los partidos “grandes”, pero da la sensación de que ya está para pelear por un puesto con cualquiera de los centrales que tiene el Celta. Si en las últimas fechas parecía claro que Sergi Gómez le había quitado el puesto, ahora no está tan claro, y en esa pugna por la titularidad el principal beneficiado siempre es el equipo, ya que a su mejor nivel, tanto Sergi como Fontàs son dos grandes centrales.  

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada