El partido ante el Standard se transforma en una final


Jueves 24 de noviembre. Esa es la fecha clave que marcará las opciones del Celta en competiciones europeas. Si logra la victoria ante el Standard de Lieja estará en la siguiente ronda de la Europa League, y si pierde estará eliminada. La derrota sufrida ayer en Amsterdam, unida a la victoria de los belgas en Atenas deja a los dos equipos con los mismos puntos. Teniendo en cuenta que en Lieja se registró un empate, el partido de Balaídos se convierte en un “pierde-paga” para ambos equipos. 

El Celta tiene la ventaja de jugar en Balaídos, ante su afición, y la sensación de que si juega a tope es mejor que el Standard, pero habrá que tener mucho respeto por un equipo que está realizando una temporada interesante tras la llegada al banquillo de Jankovic. Conviene recordar que en caso de empate, cuenta el goal-average particular, motivo por el que una victoria o una derrota clasificará o eliminará al Celta. El empate lo dejaría todo pendiente del último encuentro, pero con un Standard jugando en casa ante un Ajax que no se juega nada, y el Celta visitando el difícil estadio del Panathinaikos, que tampoco se jugará nada para entonces. 

El partido se celebrará, como los dos anteriores, a las 19:00 en el Estadio Municipal de Balaídos. Los jugadores ya han pedido el apoyo de la afición de cara a ese choque, una afición que confía en que, en esta ocasión, Berizzo apueste por el equipo más competitivo para tratar de superar la eliminatoria. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada