Dos grandes noticias


Foto: LFP
Lo mejor de la victoria ante el Granada no ha sido solo el hecho de lograrla, sino como llegó. Los tres goleadores serían los ideales si tuviésemos que elegir antes de empezar el partido. A Aspas le vino bien porque su partidazo hará que se olviden otras cosas, pero sobre todo a sus compañeros: Bongonda y Pape Cheikh. 

Sobre el primero pesaba como una losa la estadística que le situaba con cero goles, y la sensación de que le cuesta un mundo tomar decisiones delante de la portería. No es del todo cierto, porque ya ha demostrado que tiene cierta facilidad para marcar goles, pero este año estaba totalmente negado, y gran parte de esas dificultades pasaban por su propia cabeza.  El aspecto anímico influye mucho en el fútbol, por eso este domingo se ha quitado una carga importante, que le puede convertir en un futbolista más efectivo para el futuro. 

Y también será una gran noticia para Pape Cheikh. No porque el canterano lo necesitaba a nivel anímico, sino para demostrar que es un futbolista más que válido para destacar en este equipo, y que tal vez haya hecho méritos suficientes para tener más minutos de los que tiene. Hoy el partido pedía un interior con llegada y gol. Cada vez que el balón caía a pies de Radoja en la frontal del área, con mucho espacio para pensar y definir, pensaba en Pape. 

Berizzo lo metió en el campo a cinco minutos del final. Nunca sabremos que hubiese pasado de haber entrado antes, pero el caso es que la primera que tuvo en las mismas circunstancias antes referidas, aunque con mucho más espacio todavía, la clavó en la red cerrando un partido que se había puesto feo por el gol del Granada. Pape es un terreno que debe explorar más el Celta. Berizzo sabe de su potencial, pero apenas ha tenido minutos residuales. Sigue creciendo y tiene pinta de que va a ser un futbolista increíble. Ojalá el preparador argentino lo sepa guiar de forma conveniente. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada