Cubiertas que no cubren


Los aficionados de las gradas de Tribuna baja y tribuna alta comprobaron como sus temores se cumplieron. Eran muchos los que advertían sobre la posibilidad de que, en días de lluvia como el de ayer, la cubierta no evitase la posible mojadura derivada de una lluvia débil combinada con viento. 

Un cóctel explosivo ante el que la recién estrenada cubierta no ha sabido dar respuesta. La altura de la misma, unido, cierto es, a la eventualidad de no estar unida al resto del estadio ha provocado una cascada de paraguas durante la celebración del partido de Europa League ante el Standard de Lieja. 

La lluvia cubrió completamente la grada de Tribuna Baja, y alcanzó algunas butacas de Tribuna Alta, como se puede apreciar en la fotografía realizada instantes antes de empezar el partido de ayer. Las condiciones climáticas fueron las más adversas, con mucho frío, lluvia y también viento, que desplazaba el agua hacia el interior de la grada. 

Lo sucedido ayer, incluso cuando todo el estadio tenga la cubierta nueva, será difícil de evitar, al menos en la grada de Tribuna Alta, antigua Preferencia, donde los aficionados tendrán que acostumbrarse a llevar paraguas. Tal vez si la visera fuese un poco más larga se podría haber evitado, y estamos a tiempo de evitar que pase en otras gradas algo así.  Por suerte, la previsión pinta bien para el partido del domingo. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada