Pione Sisto, el futuro de Dinamarca


 La selección danesa está viviendo momentos complicados. El cambio de seleccionador no ha significado mejora alguna con respecto a la clasificación para la última Eurocopa. Age Hareide no está siendo, por el momento, la solución a la crisis de la “dinamita roja”, que vuelve a ver muy lejana su clasificación para el Mundial de Rusia. 

La derrota ante Montenegro pode de manifiesto la dura realidad que atraviesa la selección nórdica, y las dificultades que tendrá para remontar en un grupo relativamente sencillo, con Polonia como la selección más potente. En medio de esta travesía del desierto, varios jóvenes asentarán el futuro de Dinamarca, y entre ellos Pione Sisto. 

En el país de adopción del actual jugador del Celta se tiene plena confianza en sus posibilidades. Con 21 años ha regresado a la selección absoluta apoyado en la experiencia que está viviendo en una liga como la española. Por talento y capacidades, además de por su indiscutible carisma, Sisto puede convertirse en el líder de Dinamarca a pocos años vista. 

De momento está entrando poco a poco. En estos partidos apenas ha disputado 42 minutos, y su importancia en la selección debería de crecer de forma exponencial en próximas convocatorias. Dependerá mucho de su rendimiento en el Celta. Cuánto mejor le vayan las cosas en el equipo vigués más opciones tendrá de ser importante en la selección de su país, que prefiere mirar hacia el futuro, teniendo en cuenta que el presente no invita al optimismo. Pione Sisto es uno de los jugadores a los que se agarran los aficionados daneses pensando en un futuro mejor. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada