Mouriño: "Al Celta no le veo futuro a largo plazo"


Igual que hizo en su momento con la manzana podrida, Mouriño usó este año la figura de la nube negra para referirse al futuro del Celta: “Estamos en un magnífico momento, pero no podemos confiarnos. Las diferencias con los demás equipos en ingresos son grandes, me lo oirían decir desde hace cuatro año para aquí, que cuando esos equipos sean capaces de pagar sus deudas a hacienda, nuestra desigualdad con respecto a ellos será grande” 

El Presidente continuó con su speech, referido en esta ocasión a esa nube en la que, según sus palabras, está subido el celtismo: “Estamos subidos en una nube porque la nube existió, tenemos un cielo azul, radiante y una nube blanca a la que nos hemos subidos porque nos gusta estar allí. Se va cargando poco a poco, pero seguimos en la nube. Empiezan las lluvias, nos tapamos un poquito y seguimos en la nube, pero esa lluvia se convierte en un torrente y arrastra a todos incluyendo a todos los que estamos en la nube”, explicó. 

El Presidente envió un preocupante mensaje a la afición acerca del futuro de la entidad: “Yo trabajo con proyectos, yo trabajo con futuros, y el futuro del Celta. Como no le demos una capacidad económica acorde con los demás equipos y ciudades como la nuestra, y hemos demostrado  con números publicados por la liga y periódicos que no estamos en condiciones, el futuro del Celta lo veo muy endeble”, afirmó. 

Por último sacó a relucir la figura de sus nietos hablando sobre el futuro del club: “Si a mi me dicen que si yo recomendaría a un hijo que presidiera el Celta, diría si. Habría una transición de cuatro o cinco años. Si ustedes me dicen que yo prepararse a uno de mis 9 nietos para ser presidentes del Celta, diría que no. No le veo futuro a largo plazo. Tenemos un corto plazo espléndido, y un largo plazo lleno de dudas, nubarrones y escasas posibilidades de salir con las estructuras que tenemos en estos momentos”, concluyó sobre este asunto. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada