Balaídos confirmó la creciente falta de interés en el derbi


Foto: Atlántico Diario
Comentábamos antes del partido que daba la sensación de que el derbi había perdido interés entre el celtismo, algo que se confirmó también durante la celebración del partido de este domingo. No solo no se agotaron las entradas, sino que muchos socios tampoco acudieron a la cita, a pesar de tener la entrada gratuita. 

Desde el ascenso, el partido del Deportivo no suele ser el que más espectadores reúne, siendo superado por los de Madrid y Barcelona, e incluso por partidos en los que el Celta se juega algo concreto, como la salvación ante el Espanyol de la Temporada 2012-13. 

Las cifras, que publicaba ayer El Desmarque, son significativas. De los 24.875 espectadores de la primera temporada, hasta los 21.024 de este domingo, dejan a las claras que hay una cierta pérdida de interés por el partido de máxima rivalidad gallega entre los aficionados vigueses. Incluso el año pasado, en un partido jugado a las 22:00 de un sábado, y emitido en abierto, se reunieron en Balaídos 21.253, aproximadamente dos centenares más que los de este domingo. En la Temporada 2014-15 la cifra también fue superior, con 23.903, y ojo porque aquel partido se jugó entre semana. En la 2013-14 no hubo derbi al estar el Deportivo en Segunda División. 

Las causas de esta caída pueden ser múltipes. Evidentemente no ayudan las obras de Balaídos, que ya afectaban el pasado año con la grada de preferencia cerrada, y también hay que decir que en años anteriores, la grada de Fondo estaba abierta, con entradas que normalmente se regalaban y aumentaban el número de espectadores. En esta ocasión, sin embargo, no fue así. 

Las lluvias anticipadas en los partes meteorológicos también pudieron disuadir a algún que otro abonado de Tribuna, aún desnuda a la espera de la colocación de la cubierta. Son muchos los factores, pero lo cierto es que desde el ascenso, y ya desde el derbi que se jugó en Segunda División, la cifra de espectadores siempre ha bajado con respecto al año anterior. Casualidad o no. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada