Sobrevivir a Orellana


Foto: Rafa Aparicio
No es habitual que Fabián Orellana se lesione. El internacional chileno, pese a su pequeño tamaño, ha demostrado ser de hierro en muchas situaciones, tanto en el terreno de juego, donde se faja contra el más grande del equipo rival, como por su estado físico. Sus ausencias se limitaban a aquellas ocasiones en las que su verborrea le costaba alguna que otra sanción. 

Pero esta vez se ha lesionado, y el Celta tendrá que acostumbrarse a vivir sin él durante, al menos, cuatro semanas. Un periodo muy largo que le mantendrá lejos de los terrenos de juego, al menos, hasta después del siguiente parón liguero. Esa es la previsión inicial, pero el cuerpo médico del Celta prefiere verlo antes de emitir un diagnóstico más exacto. 

¿Será capaz el Celta de sobrevivir a Orellana?. Los vigueses se han reforzado muy bien este verano, especialmente en la zona ofensiva, donde ha aumentado notablemente el número. La baja de Orellana hubiese sido dramática el curso pasado, donde había mucha diferencia entre los titulares y los suplentes, pero este año hay bastantes alternativas. 

Pione Sisto, en la banda derecha, parece el relevo natural, pero ahí también puede jugar Señé, que también puede ocupar la mediapunta. Además, Giuseppe Rossi cuenta con muchas opciones de actuar como diez, justo por detrás de Aspas, e incluso el moañés puede ser una opción para la banda derecha, entrando Guidetti como delantero centro. Y todas estas opciones que hemos dado permitirían rotaciones y alternar los descansos. 

Otra cuestión es la dificultad de reemplazar la magia de Fabián Orellana, un futbolista único que durante los últimos cinco años ha hecho las delicias del celtismo marcando la diferencia en muchos partidos. Ese será el reto de la actual plantilla: Hacer olvidar su magia, y sobrevivir durante un mes de septiembre muy duro. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada