La llegada de Munir (si se produce) no cerrará el capítulo de entradas y salidas


Foto: Xoan Carlos Gil/La Voz de Galicia
El Celta sigue pendiente de la contratación de Munir, pero en caso de que se concrete la llegada del ariete azulgrana, no será la última incorporación de la pretemporada, o esa es al menos la intención del club, que sigue rastreando el mercado en busca de un mediapunta que satisfaga las peticiones de Eduardo Berizzo. 

Eso es lo que informan nuestros compañeros de El Desmarque, que aseguran que Munir es una apuesta de la directiva y no del técnico celeste. Su fichaje dejaría al club con 25 fichas profesionales, por lo que para se produzcan nuevos fichajes es necesario que antes se produzcan salidas. 

En este sentido Dejan Drazic podría tener todas las papeletas para ser el sacrificado. A pesar de que Berizzo le dio minutos en la pretemporada, y de que siempre habla bien de él, el futbolista serbio podría salir cedido este verano si el Celta encuentra una buena opción para él. Ofertas no le faltan, ya que, entre otros, el Nàstic de Tarragona pregunto por él a principios de verano. 

Tampoco se descarta la llegada de un portero, aunque parece realmente complicado ya que apenas hay tiempo material y el club no se ha afanado especialmente durante este verano en la búsqueda de ese tercer guardameta tantas veces reclamado públicamente por Berizzo. Eso sí, su llegada implicaría también la salida de otro futbolista, y todo apuntaría a una nueva cesión de alguno de los jugadores que menos minutos tengan esta temporada. Así pues, todo apunta a un final de mercado bastante intenso en Casa Celta. Nada que ver con el de temporadas pasadas. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada