La lesión de Rubén y la necesidad de un tercer portero


Foto: Beatriz Guzmán
A Berizzo no le habrá gustado que uno de sus guardametas se haya lesionado, pero seguramente ha pensado que si en algún momento tenía que pasar era ahora. El preparador argentino ha solicitado en varias ocasiones el fichaje de un tercer guardameta como garantía para afrontar las tres competiciones en las que va a participar el Celta esta temporada. 

Desde hace muchos años, el Celta siempre ha contado con dos porteros en su plantilla, incluidos los años en Europa, pero entre los posibles contratiempos que puedan surgir y el hecho de que, tal vez, no acabe de confiar del todo en los que tiene, Berizzo se ha mostrado bastante insistente con la posibilidad de contratar a un guardameta para competir con Sergio y Rubén. 

La lesión de este último deja al Celta con un solo guardameta para afrontar las primeras jornadas de Liga, y con la obligación de contar con uno de la cantera, probablemente Iván Villar, como recambio de Sergio. El técnico argentino quiere evitar este tipo de situaciones y prefiere estar cubierto con un tercer guardameta, y seguramente aproveche la circunstancia para presionar al club, que no ve la misma necesidad y considera que los guardametas disponibles son suficientes. 

Veremos si en los próximos días hay novedades en este aspecto. Encontrar un buen guardameta ahora es cada vez más complicado, aunque sigue habiendo alguna opción abierta. Vicente Guaita o Moyá son algunos de los nombres que han surgido durante este verano, pero ninguno de ellos ha prosperado porque el club está centrado en la búsqueda de un mediapunta. Si finalmente deciden lanzarse a por un guardameta, estos nombres volverán a sonar. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada