Eintracht 3 - Celta 1 [Los errores defensivos marcaron la diferencia]


Foto: Eintracht
Derrota del Celta ante el Eintracht, en un partido en el que acabó pagando los errores defensivos y su falta de pegada en ataque para caer claramente derrota (3-1). con dos goles del compatriota de Guidetti, Branimi Hrgota, y uno en propia puerta de Hugo Mallo. Por parte del Celta anotó Pione Sisto, su primer gol con la camiseta del Celta. 

Berizzo se tomó muy en serio el encuentro, con una alineación inicial que se parecerá mucho un once de la Liga. Sergio en la portería, defensa de cuatro para Hugo Mallo, Roncaglia, Sergi Gómez y Jonny. Por delante de ellos Marcelo Díaz, Wass y Pablo Hernández, mientras que el tridente ofensivo estuvo formado por Orellana, Sisto y Iago Aspas. 

El extremo danés actuó por la banda izquierda, mientras que Orellana lo hizo por la derecha, pero con mucha libertad. El chileno es un ser libre que se mueve por el terreno de juego a su antojo. Buen planteamiento inicial de los vigueses ante un Eintracth que salió bastante vivo al partido. 

Los primeros minutos fueron bastante igualados, pero los alemanes dieron primero. En el minuto 11, varios errores defensivos permitieron el gol de Hrgota, que ponía al Eintracht por delante en el marcador. El Celta reaccionó bien, jugando a lo que sabe. Se hizo con el balón, y empezó a dominar poco a poco el partido. 

Llegaban más los vigueses, aunque sin crear excesivas ocasiones de gol. Una de las más claras la tuvo Iago Aspas, que aprovechó un gran pase de Marcelo Díaz para intentar batir al meta rival con una vaselina que no encontró portería. Sisto también estaba muy activo por su banda, y dejó varios detalles para la galería, que no tuvieron repercusión en el marcador. 

En el Celta, Orellana estuvo muy activo en los primeros minutos, y Pablo Hernández, quiso celebrar su renovación con una colección de pases en profundidad que desarbolaban a la zaga rival. Así se llegaba al descanso, con un Celta que merecía más, pero no encontraba la portería rival, yéndose al descanso sin apenas poner a prueba al guardameta rival. 

Tras el descanso, no tardó mucho el Eintracht en marcar el segundo gol, obra también de Hrgota en una acción aislada. El Celta estaba jugando mejor, proponiendo más, pero son los goles los que marcan la diferencia en el fútbol. Berizzo realizó un cambio, retirando del terreno de juego a Marcelo Díaz y dando entrada a Bongonda. Con este cambio, Wass y Hernández retrasaron su posición, Orellana se colocó de enganche, Sisto pasó a la derecha y Bongonda entró por banda izquierda. 

Con Orellana más centrado, el equipo creció, y encontró el primer gol tras un gran pase del chileno que aprovecha Sisto para plantarse ante el meta rival y batirlo con tranquilidad. Berizzo siguió moviendo el banco, retirando a Sisto, Aspas, Pablo Hernández, y dando entrada a Señé, Guidetti y Pape Cheikh, quien fueron entrando a cuenta gotas en la segunda mitad. 

Con los cambios, el Celta perdió cierta personalidad y acabó cediendo ante un Eintracht más agresivo en los instantes finales. Anotaron el 3-1, tras una acción en la que Hugo Mallo acaba metiendo el balón en su propia portería, y dispusieron de un disparo al palo, que hubiese dejado un resultado muy abultado para los méritos de uno y de otro. 

Derrota céltica en uno de los peores partidos a nivel defensivo del Celta este verano. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada