Drazic desencandenado


Foto: EFE
Así resumió la crónica del partido entre el Sassuolo y el Celta La Gazzetta dello Sport. El diario rosa destacó la actuación de Dejan Drazic, que anotó este miércoles su primer gol en la pretemporada céltica gracias a un excelente pase de Pape Cheikh. El caso es que este tanto no fue lo único que hizo el atacante serbio, que se convirtió en uno de los mayores peligros a los que se enfrentó anoche la zaga del Sassuolo. 

A Drazic no le resultará fácil jugar esta temporada, pero no se le puede negar el esfuerzo y la dedicación. Durante todo el verano lo ha intentado, algunos días con más acierto que otros, y aunque tiene incluso opciones de salir cedido antes de que se cierre el mercado de fichajes, sigue con la misma ilusión que la que tenía al comenzar la pretemporada. 

Son muchos los que acusan al futbolista de frívolo, o un amante de las fiestas nocturnas. Muchas veces las apariencias o ciertas actitudes invitan a ello, pero en el caso de Drazic hablamos de un futbolista que hace vestuario, trabajador, responsable y con ganas de progresar. Lo que haga en sus días libres, y su facilidad para divertirse entran en el terreno de su vida privada, y ahí no tenemos derecho a entrar. 

Esta noche puso a prueba a Pegolo en varias ocasiones, y cuanto tuvo la ocasión de plantarse solo ante él no dudó. Si finalmente se queda en Vigo tiene derecho a una oportunidad como cualquiera de sus compañeros. Y si está “desencadenado” como en este partido, tal vez la aproveche. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada