Aspas también se queja de las obras de Balaídos


Foto: Preferencia Celeste
Iago Aspas es un tipo sincero. Lo ha sido siempre y se agradece. El moañés se mostró ayer muy crítico con la situación que está rodeando la reforma del Estadio Municipal de Balaídos, y concretamente sobre la necesidad de mover a los abonados de Tribuna Alta de cara al primer partido de Liga frente al Leganés. 

La familia de Aspas está situada en esa grada, y ayer en la sala de prensa de Balaídos lamentó lo que sucederá el lunes: “Hemos pagado ocho carnés y con todo el dinero que cuestan, para que ahora me tengan que poner en otra grada.. además con el inconveniente de que tengo un hijo pequeño con el que mi novia quiere ir al estadio. Son cosas que esperamos que se solucionen lo más rápido posible”, apuntó el ariete céltico. 

No solo le afecta en lo personal, sino también en lo deportivo. El entrenamiento de ayer estaba inicialmente previsto que se realizaría en Balaídos, y tuvo que cambiarse de ubicación a última hora: “Es un hándicap para todos. De hecho aún no hemos ido a entrenar allí ningún día. Esperemos que se solucione lo más rápido posible. Como bien dijeron, no sé si desde el club o desde el Concello, para el partido ante el Atlético todo estaría solucionado. Esperemos que así sea”, pidió. 

La grada de Tribuna Alta estará cerrada solo en el partido del Leganés, o al menos esa es la promesa realizada por el Concello, que ha garantizado que en el partido del Atlético ya estará disponible, aunque la grada aún no estará puesta. Se espera que de cara a octubre o noviembre esté colocada. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada