El annus horribilis de Rafinha


Foto: Don Emmert/Getty Images
No está teniendo fortuna Rafinha esta temporada. El pequeño de los Alcántara no pudo participar en la Copa América por una lesión, lo que le obligó a trabajar duro para poder estar disponible en los Juegos Olímpicos, que también se podría perder por el mismo motivo. El ex jugador del Celta abandonó el entrenamiento de su equipo en el Granja Comary, en Teresópolis, tras el calentamiento y realizó trabajo en solitario. 

El cuerpo médico de la selección brasileña tiene previsto incorporar poco a poco al futbolista a los entrenamientos, con la idea de que pueda llegar a la cita olímpica, pero la recuperación no está yendo como se esperaba. La proximidad de la fecha de inicio de la competición y el descanso escaso que habrá entre partido y partido aconsejan al futbolista no participar en la competición. 

Rafinha ya se perdió gran parte de la temporada por una lesión producida en el Olímpico de Roma, durante un partido de la Champions, que le mantuvo lejos de los terrenos de juego durante más de seis meses. Estas nuevas lesiones vienen a confirmar el annus horribilis que ha vivido Rafinha, que recuerda al infierno por el que ya pasó su hermano Thiago hace un par de años. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada