Celta 2 - Deportivo 0 [Victoria clara en el derbi de Montevideo]


El Celta se impuso con claridad en el derbi de la diáspora ante su eterno rival, el Deportivo, al que derrotó con 2 goles de Aspas y Radoja. Un partido que se tomaron muy en serio ambos equipos, a tenor de los equipos con los que saltaron al terreno de juego. 

Berizzo contaba con muchas bajas, alguna de ellas significativa, de jugadores que aún no se han incorporado a los entrenamientos, presentó una alineación formada por Rubén Blanco, Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Jonny, Radoja, Pape Cheikh, Daniel Wass, Drazic, Bongonda y Iago Aspas. Un once bastante competitivo que demostró desde el primer minuto sus intenciones. 

La primera parte no dio mucho de sí. El Celta comenzó con más ganas, buscando la meta contraria, aunque falto de ideas, y tal vez de oxígeno. El Deportivo comenzó más tímido, pero se fue creciendo con el paso de los minutos, sintiéndose cómodo sobre el terreno de juego. Drazic fue el primero en intentarlo con un disparo flojo que detuvo Lux sin problema. 

El serbio se movió bien en la primera mitad, aunque le faltó estar acertado en los últimos metros, esos que marcan la diferencia. Quién también probar fortuna fue Jonny, rememorando a Nolito con un disparo desde la esquina del área buscando una rosca que sorprendiera a Lux, aunque quien casi lo logra es Iago Aspas, también con un disparo desde una zona similar. El balón se fue abriendo y huyendo de la cruceta. 

Con empate se llegó al descanso y en la reanudación solo hubo un cambio, en la portería del Deportivo. El partido no cambió mucho, el Celta ya estaba cómodo a esta altura del encuentro, y no tardó en poner a prueba a Tyton con un disparo de Drazic. 

Al cuarto de hora comenzó el carrusel de cambios en el Celta. Naranjo entró en lugar de Bongonda, y unos minutos después salió del terreno de juego Drazic, lesionado, entrando en su lugar Borja Iglesias. El propio Naranjo dejó un detalle interesante nada más ingresar al terreno de juego, aunque Aspas no aprovechó su acción con un disparo alto tras pase de Jonny. 

En el minuto 68, golazo de Iago Aspas. El moañés batió a Tyton con un libre directo perfectamente ejecutado ante el que no pudo hacer el meta coruñés. Un golazo soberbio que ponía al Celta con ventaja en el marcador y daba confianza a los hombres de Berizzo. 

El preparador argentino siguió moviendo el banquillo, con la entrada de Borja Fernández en lugar de Pape, y a diez minutos del final, gran ovación para Aspas, que abandonaba el terreno de juego para dar entrada a Lemos, que disputó diez minutos como extremo. También entró David Costas, que dispuso de unos minutos en el tramo final. 

Y ya en tiempo de descuento, gran acción entre los nuevos fichajes: Lemos para Naranjo, y el disparo del andaluz se acaba convirtiendo en un pase de gol que no desaprovecha Radoja para anotar el 0-2 definitivo que daba la victoria al Celta. Justa y clara, que le daba el trofeo y el título oficioso de mejor equipo de Galicia. Bonito espectáculo en Montevideo, en un escenario histórico como el Estadio Gran Parque Central. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada