Celta 1 - Lugo 2 [Dos córners sentencian al Celta ante el Lugo]


El Celta cayó derrotado esta tarde en el primer amistoso de la pretemporada ante un buen Lugo, que demostró su eficacia en las acciones a balón parado, por otra parte, auténtico talón de aquiles del Celta desde tiempos inmemoriales. Partido con dos partes claramente diferenciadas. La primera fue para los vigueses, con muchos titulares y la presencia de un sublime Brais Méndez. La segunda fue para el Lugo, ante un Celta formado por muchos jugadores del filial y con Sergi Gómez como capitán. 

Berizzo propuso de inicio un once formado por Sergio en portería, defensa para Hugo Mallo, Cabral, Costas y Planas. Daniel Wass, Pape y Drazic formaban en la media, con Brais, Bongonda y Aspas como trío ofensivo. Nada más comenzar el partido, golazo de Brais Méndez. El canterano enganchó una volea al borde del área ante la que nada pudo hacer Roberto. 

Brais fue el mayor peligro del Celta en la primera mitad, con un golazo, el que relatamos anteriormente, y dos disparos con mucho peligro. Pudo irse con tres goles al descanso. Decíamos antes que la primera mitad había sido del Celta, y lo fue con un dominio en ocasiones aplastante. El Lugo no renunciaba a la portería contraria, y salía bien a la contra, pero la superioridad de los célticos fue patente. 

Iago Aspas, con muchas cuentas pendientes con Roberto, también gozó de alguna ocasión, pero sobre todo dejó la sensación de líder del equipo, mandando mucho sobre sus compañeros durante todo la primera mitad. Drazic, ubicado en la media punta, dejó buenas sensaciones, aunque en ocasiones desesperó, y Bongonda perdió un partido para demostrar que puede ser un buen recambio de Nolito. 

Con victoria por la mínima se llegó al descanso, y tras el mismo, muchos cambios en el Celta. Solo repitió Brais en un equipo formado por Rubén Blanco. En defensa Lemos, Alende, Sergi Gómez y Jonny. Medular para Borja Fernández, Gus Ledes y Brais, que actuó más como mediapunta en la segunda mitad. En punta Pedro Martín, Naranjo y Borja Iglesias. 

Existía curiosidad por ver a Lemos y Naranjo. El primer estuvo normal, sin excesivos alardes, y Naranjo flojo. Claro que este partido no debe servir como prueba definitiva, ni mucho menos. El resto del equipo tampoco los acompañó en una segunda parte con claro dominio visitante. Salió Yelko en el Lugo, y dio mucho criterio al equipo de Luis César, que ganó con dos goles en sendos córners. No se puede decir que el resultado haya sido injusto, aunque el Celta también tuvo ocasiones, especialmente Borja Iglesias. El santiagués casi marca un golazo desde el centro del campo, y posteriormente tuvo otra dentro del área, pero su tiro salió ligeramente alto. 

Derrota que no preocupa, aunque el juego aéreo es algo en lo que hay que insistir. Tras dos semanas con mucha carga física, faltó frescura en las piernas. Lo importante empieza en agosto. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada