Las tarjetas saldrán más caras que nunca


Foto: AP
Todo sube menos los salarios. Una vieja frase que suele quedar patente con cada noticia de actualización de precios de diversos sectores. Donde toca reestructuración es en la tarjetas, ya que la una de las propuestas de modificación del Código Disciplinario presentados por la RFEF incluso una subida brutal del coste que tendrá para cada club las tarjetas recibidas por sus jugadores. 

Según informa iusport, las tarjetas amarillas pasarán de costar 180 euros a 400 durante esta temporada, mientras que las tarjetas rojas pasarán de los 350 euros a los 800, una subida también por encima del cien por cien, y que afecta igualmente a los equipos de Segunda División, aunque la cuantía es notablemente inferior en esta categoría. 

Comparando los números del año pasado y de este, ser amonestado en cada uno de los 38 partidos, y una media de expulsiones de 20 por temporada tendría un coste de 15580 euros, que la próxima temporada serían 31.600 con el nuevo convenio. Una subida superior al 100%, y en la que ya hablamos de cantidades importantes, incluso para clubes de Primera División. 

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada