El papel de la cantera en el Euro Celta


Foto:Atlántico Diario
Con el Celta clasificado para competiciones europeas, el papel de la cantera será una auténtica incógnita. Lejos quedan aquellos tiempos en los que casi la mitad de los jugadores del equipo procedían de la cantera. Este año la presencia de jugadores de A Madroa ha sido la más reducida desde la llegada de Eusebio Sacristán, y todo apunta a que seguirán teniendo cada vez menos importancia en el equipo. 

El propio Mouriño reconocía esta semana en Onda Cero que no era lo mismo el salto de un canterano de segunda B a Segunda División, que a la Europa League. El nivel mínimo exigible ha aumentado considerablemente, y solo los que sean realmente buenos tendrán oportunidad de llegar al primer equipo. Además, Eduardo Berizzo no es un entrenador que suela regalar minutos a los canteranos, sino que les exige que se los ganen. 

Así, desde su llegada, se ha reducido drásticamente la presencia de canteranos en el Celta. Su actitud ante ellos es muy diferente a la de Luis Enrique, mucho más favorable a dar minutos a los jugadores del equipo filial. El “Toto”, sin embargo, apenas ha contado con Borja Fernández, fundamentalmente el año pasado, y Pape Cheikh, un futbolista en el que parece confiar bastante, aunque no haya gozado de demasiada continuidad en el equipo. 

Los canteranos saben que la exigencia es ahora mucho mayor, y que para llegar al primer equipo no basta con ser un jugador bueno. Hay que serlo y parecerlo, y se pide incluso ser mucho más que bueno. La competencia en el primer equipo es cada vez mayor, y si el equipo se refuerza tal y como lo solicita el técnico, y no se producen traspasos, llegar al primer equipo para un jugador del Celta B será una absoluta quimera.  ¿Qué os parece? ¿Os gustaría que la cantera siguiese contando con el mismo protagonismo? ¿Creéis que será así?.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada