El mercado avanza a paso lento y cauteloso


Foto: RC Celta
(EFE) LaLiga Santander arranca una nueva edición después de un periodo estival donde la crisis sanitaria provocada por el coronavirus también parece haber afectado a los movimientos del mercado.

El aplazamiento del cierre de éste al próximo cinco de octubre, y las consecuencias económicas que el parón competitivo temporal ocasionó a los equipos, han provocado una disminución y ralentización de las operaciones en estas fechas.

Eso no significa que los clubes se hayan quedado de brazos cruzados en su afán por confeccionar las mejores plantillas posibles con las que alcanzar los objetivos que se marcan a priori este curso. No abundan de momento, eso sí, las operaciones millonarias de otras temporadas.

Solo la del bosnio Miralem Pjanic, cuya llegada al Barcelona ya se confirmó antes de que se cerrase la 2019-2020, se sale un poco de ese molde. Junto al centrocampista, aterrizará también en el conjunto azulgrana el portugués Francisco Trincao.

Más parados se encuentran el Real Madrid y el Atlético. Los primeros, de momento, se han limitado a reclutar de vuelta para la plantilla a jóvenes como el noruego Martin Odegaard o el ucraniano Andrei Lunin. Los rojiblancos, por su parte, han apostado por el joven portero croata Ivo Grbic tras la marcha de Carlos Adán.

Distinto es el caso del otro equipo que disputará la Liga de Campeones, el Sevilla. Los vigentes campeones de la Liga Europa han ejercido la opción de compra sobre Suso además de cerrar al madridista Óscar Rodríguez y de consumar la ansiada vuelta del croata Ivan Rakitic tras su exitosa etapa en el Barcelona.

Vuelve también al otro equipo de la ciudad hispalense, el Betis, el lateral derecho Martín Montoya. Lo hace de la mano del nuevo director deportivo Antonio Cordón, quien también ha movido ficha por los jugadores libres Claudio Bravo -el chileno también retorna a la liga- y Víctor Ruiz.

Otro conjunto que suma varias caras nuevas es el Villarreal, quien ha encontrado en el Valencia un buen lugar para reforzarse. Desde allí se han desplazado los centrocampistas Dani Parejo y Francis Coquelin. Junto a ellos han cerrado una cesión deseada por muchos, la del japonés Takefusa Kubo, y la incorporación del portero Gerónimo Rulli.

El club restante de la Comunidad Valenciana en la máxima categoría del fútbol español, el Levante, ha echado sus redes en Segunda para traer a Malsa desde el Mirandés y a Son procedente de la Ponferradina. De un escalón más abajo, aunque ambos pertenecían al Real Madrid y estaban cedidos, suben también Jorge De Frutos y Dani Gómez.

En lo que respecta a los nombres más mediáticos sin duda uno de los que responde mejor a ese perfil es el canario David Silva, quien defenderá los colores de la Real Sociedad tras poner fin a una exitosa etapa de diez años en el Manchester City.

Hay también quienes han afrontado las operaciones más caras de su historia. Le sucede al Granada con Luis Milla, al que se añaden como novedades Alberto Soro y Jorge Molina. También a un Valladolid que ha alcanzado cifra récord en la figura del israelí Shon Weismann. Junto a él también serán blanquivioletas de manera definitiva Javi Sánchez, Orellana, Bruno, Roberto Jiménez y Raúl García Carnero.

Este último pertenecía al Getafe, donde jugarán esta campaña el turco Enes Ünal, el colombiano 'Cucho' Hernández, Darío Poveda y el croata Ante Palaversa. Al Alavés retorna el brasileño Deryverson y se incorpora el argentino Rodrigo Battaglia; al Eibar el polaco Damian Kadzior y José Luis García del Pozo 'Recio'; al Celta el peruano Renato Tapia, Álvaro Vadillo y Miguel Baeza; y al Osasuna el centrocampista Lucas Torró y Juan Cruz.

En cuanto a los recién ascendidos el Elche es el único que hasta el momento no ha fichado. Sí lo han hecho el Cádiz -Jonsson, Sotres, Negredo, Mayoral, Ledesma, Kike Carrasco...- y el Huesca -Andrés Fernández, Sergio Gómez y Gastón Silva-.

0 comentarios:

Publicar un comentario