Celta 0 - Villarreal 1 [El estilo Escribá se lleva 3 puntos de Balaídos]


Foto: LFP
El estilo Fran Escribá se ha llevado tres puntos de Balaídos, en un partido en el que ninguno de los dos mereció ganar, pero fue el Villarreal quien se llevó finalmente el gato al agua, gracias a un gol tras una acción a balón parado en la que el Celta volvió a sufrir. Al final el partido se enrareció por las constantes pérdidas de un Villarreal completamente desconocido. 

Berizzo decidió realizar bastantes cambios con la idea de preservar a sus mejores hombres para el partido del jueves en Rusia. Hugo Mallo, Roncaglia, Sergi Gómez y Planas formaron en defensa, y por delante de ellos el doble pivote conformado por Marcelo Díaz y Radoja, con Jozabed por delante de ellos. Arriba, el debutante como titular Hjulsager, Bongonda y Rossi como delantero centro. 

La puesta en escena del Celta fue muy buena, con Hjulsager muy activo, generando dos llegadas gracias a sendos desmarques. En el segundo, Bongonda estuvo terriblemente lento a la hora de ponerle el balón, ya que el danés tenía espacio para encarar al meta rival. 

En el minuto 7 se produjo una de las feas acciones protagonizadas por Soldado, que realizó una durísima entrada a Marcelo Díaz por la que solo vio tarjeta amarilla. El internacional chileno pudo seguir sobre el terreno de juego, y sería uno de los mejores del Celta.  A renglón seguido llegó una acción protagonizada por Rossi. El italiano se fue de los defensores y puso a prueba a Andrés. 

Tras unos minutos de dominio celeste, el partido entró en una fase de apatía, que se prolongó casi hasta la media hora de juego. Mucho centrocampismo, pérdidas, imprecisiones. No era el partido de nuestra vida. Y las ocasiones, aunque escasas, llegaron casi todas en área céltica. En una de ellas, Soldado anotó el 0-1 tras una acción a balón parado. 

La segunda mitad comenzó siendo más de lo mismo. El Celta no encontraba espacios en el entramado defensivo que había montado Fran Escribá. Al cuarto de hora, Berizzo movió el banquillo retirando del terreno de juego a Hjulsager, para dar entrada a Air Beauvue. Unos minutos después sería Radoja el relevado, entrando en su lugar Iago Aspas. 

Fue a partir de ese momento cuando el Celta se volcó sobre el área villarrealense, si bien faltaron ocasiones claras para inquietar a Andrés. Rossi lo intentó a la media hora de la reanudación, pero su disparo golpeó en la zaga vistante. Algunos jugadores pidieron mano. En los últimos minutos el Celta intensificó su dominio. Beauvue ganaba todos los balones por alto y permitía al equipo ganar metros, pero no acabó de estar fino en los metros finales. 

Berizzo lo intentó a la desperada, retirando del terreno de juego a Sergi Gómez, para dar entrada Wass, pero el cambio apenas se notó, porque los últimos minutos no se jugaron. El Villarreal se dedicó a perder tiempo de forma lastimosa, y el partido se fue muriendo sin que nadie pudiese hacer nada para remediarlo. 


Ficha técnica 

CELTA: Sergio, Hugo Mallo, Roncaglia, Sergi Gómez (Wass, min.81), Planas, Marcelo Díaz, Radoja (Iago Aspas, min.69), Jozabed, Hjulsager (Beauvue, min.59), Bongonda, Rossi.

VILLARREAL: Andrés, Mario, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa, Trigueros, Bruno, Dos Santos, Soriano (Rodrigo, min.88), Soldado (Sansone, min.70) y Bakambu (Castillejo, min.81).

Goles: Soldado, 0-1, min.44.

Árbitro: Melero López, del comité andaluz. Amonestó a Hugo Mallo, Planas, Bongonda, Aspas (Celta); Soldado, Dos Santos Mussachio (Villarreal).

Campo: Balaídos (16.651 espectadores).

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada