Real Sociedad 1 - Celta 0 [Los suplentes plantan cara en Anoeta]


Foto: LFP
Plantó cara el Celta ante la Real Sociedad, con un equipo plagado de suplentes. Berizzo optó por una formación con muchas caras nuevas y logró estar en el partido desde el principio hasta el final, mereciendo incluso bastante más que la derrota cosechada en Anoeta. Se impuso la Real Sociedad con una acción a balón parado, y pudo empatar Guidetti con remate de espuela en la recta final. 

El técnico argentino optó por dar descanso a los titulares, que estarán frescos para la vuelta de la Copa. Jugó Sergio, por la lesión de Rubén, y en defensa formó con Roncaglia, Sergi Gómez, Fontàs y Planas. Por delante de ellos, Pablo Hernández, Pape y Jozabed, y arriba, Señé, Sisto y Rossi. 

Los primeros minutos de partidos recordaban al de la pasada temporada ante el Rayo Vallecano, también en vísperas de un partido importante de Copa, con dominio de la Real, que salió decidida a dejar el partido sentenciado en los primeros minutos. Primero por medio de William José, y después Vela. Dos avisos en tan solo cuatro minutos. Nos temíamos lo peor. A los 8 minutos fue Yuri quien lo intentó con su habitual verticalidad, pero Sergi Gómez logró despejar. 

A los 10 minutos el Celta logró sacarse de encima la presión de la Real, y un minuto después Sisto dio alas al equipo con un gran lanzamiento entrando en diagonal desde la banda izquierda. Rulli intervino con mucho acierto evitando el tanto del equipo vigués. 

Esta jugada cambió el rumbo del partido. El Celta es hizo con el control, y llegó más. Rossi o Sisto probaban suerte, pero no acababan de acertar con la portería de Rulli. La más claro la tuvo el danés, aprovechando un gran pase de Jozabed, pero Rulli frenó bien, en el rechazo no acertó Señé que cabeceó alto. 

El Celta se iba al descanso satisfecho con el desempeño de los menos habituales, pero tras la reanudación cambiaron las tornas. La Real Sociedad dio un paso al frente, y comenzó a generar llegadas y ocasiones que advertían de la posible llegada del gol. 

La primera fue de Vela, que evitó Sergio con una gran intervención. El mexicano estaba solo ante el de Catoira. El propio Vela engañó a todo Anoeta unos minutos después, con un gran disparo que golpeó el lateral de la red. El dominio de la Real Sociedad se acentuó con la entrada de Oyarzábal, y posteriormente con Xabi Prieto. 

Pero también el Celta avisaba, y lo hizo con una buena acción en la que Señé se plantó ante Rulli, pero no fue capaz de batirlo. Lo que era evidente es que las  más claras llegaban en el área de Sergio. En una de ellas, tras un centro de Oyarzábal, Sergio intervino con una mano salvadora que evitó el remate de Juanmi. 

Pero tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. Una máxima que no siempre, pero a veces se cumple en el fútbol. Y lo hizo en una acción a balón parado en la que Juanmi aprovechó un despiste de la zaga para rematar de cabeza y batir a Sergio poniendo en ventaja a los realistas. 

Berizzo, que hasta entonces había reservado, fue a por el partido sin complejos, acabando con tres delanteros en el campo: Rossi, Guidetti y Aspas. Pero ya era demasiado tarde. Aún así, pudo empatar por medio de Guidetti, con un remate de espuela precioso que casi sorprende a Rulli, y los últimos minutos fueron del Celta, que pese a todo no pudo remontar. 

Era una derrota más o menos esperada, ya que el Celta reservó  jugadores, pero el partido sirvió para demostrar que los suplentes también sirven, y que pueden plantar cara a todo un equipazo como es la Real Sociedad. El miércoles otra final en Balaídos

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada