Pablo Hernández y Radoja, entre algodones


Foto: Súper Deporte
El Celta regresó este miércoles a los entrenamientos, en una sesión a puerta abierta que contó con una nutrida presencia de seguidores celestes en las Instalaciones Deportivas de A Madroa. Los futbolistas que jugaron ayer en Mestalla saltaron al terreno de juego para una suave sesión de recuperación, con la excepción de Pablo Hernández y Radoja, que se quedaron en el gimnasio y no saltaron al terreno de juego. 

Tanto el serbio como el de Tucumán son de los que más han acusado el cargado calendario del equipo esta temporada, disputando muchos partidos al no tener muchos recambios, por lo que era recomendable el descanso. Carles Planas trabajó con ellos en el gimnasio. 

Fabián Orellana sí que estuvo sobre el terreno de juego, pero volvió a ejercitarse al margen, por lo que su presencia el próximo domingo ante el Málaga sigue estando en el aire, y dependerá de su evolución en los próximos días. El día de mañana será clave para saber si estará ante los andaluces, o habrá que esperar al partido de vuelta de la Copa para volver a ver al menudo atacante chileno. 

0 comentarios:

Publicar un comentario